El Blog
de KIPLI

Lo que se encuentra debajo del sofá... ¿por qué hay que desconfiar?

Compartir:

vegetation vegetation vegetation
vegetation
vegetation vegetation

En el centro de la sala, el sofá ocupa un lugar clave en el hogar. Un activo decorativo, una fuente de confort, un lugar para compartir... Nos acompaña a diario, tanto en los momentos de relax como de convivencia. 

Pero, ¿lo conocemos realmente? 
Por muy suave, cómodo o bonito que sea, el sofá no siempre es tan acogedor como parece.  
Entre la fabricación opaca, las numerosas importaciones y las composiciones peligrosas, nuestro querido sofá podría esconder muchos secretos. 

Una situación incómoda

Hoy en día, sabemos que los muebles desempeñan un papel en la calidad del aire interior. Fabricados con materiales sintéticos, gomas químicas y otras sustancias petroquímicas, emiten compuestos orgánicos volátiles (COV) que alteran el aire de la habitación.

Mientras que los productos de construcción y decoración están sujetos a una etiqueta de "emisión de aire en interiores" para informar sobre el nivel de emisiones de COV, los sofás están exentos. Por lo tanto, es imposible que el usuario conozca el impacto real en la calidad del aire. 

Sin embargo, la gran mayoría de los sofás participan en la contaminación de nuestros hogares. Desde su estructura hasta su revestimiento, pasando por la tapicería y las suspensiones, contiene diversos materiales sintéticos: espuma, poliéster, imitación de cuero, tintes químicos, etc. 

Además de tener un impacto en nuestros hogares, estos materiales se fabrican de forma poco respetuosa con el medio ambiente. 
En Francia, la mayoría de los sofás se importan de países asiáticos. Así, ha surgido una fuerte correlación entre la escasez de materias primas en Asia y el mercado de los sofás en Francia, sobre todo a través de precios más altos y plazos de entrega más largos. 

Según Insee, el gasto en el mercado de los sofás ha disminuido más del 5% entre 2019 y 2020 en Francia. Sin embargo, la tendencia posterior a la contención habría reflejado un aumento de este tipo de compras, ya que los franceses querían reformar o mudarse tras el confinamiento; por ejemplo, el sector del bricolaje registró un aumento de casi el 3% en su volumen de negocio. 

Entre su fabricación, su transporte y su uso, el sofá es finalmente menos hospitalario de lo que se conoce. La buena noticia es que la concienciación es cada vez mayor y están surgiendo soluciones más sanas y responsables. 

Un futuro más acogedor

Cada vez más preocupados por su impacto medioambiental, algunos franceses se orientan hacia un nuevo modo de consumo más sensato. Mientras que el "Made in France" está en auge, la compra de productos locales es considerada por algunos como una regla de oro para los productos cotidianos. 

Además, la composición y la lista de ingredientes atraen cada vez más la curiosidad de los usuarios. Los productos naturales, ecológicos y mínimamente procesados atraen a los consumidores más exigentes.

¿Y el sofá? 
Los materiales naturales no solo son más saludables, sino también más cómodos y notablemente duraderos. La suavidad del algodón, la ligereza del lino, la suavidad del látex natural... una hábil mezcla que da verdaderos momentos de relajación. La elección responsable es la mejor alternativa para optimizar el bienestar del usuario, pero también para cuidar su salud y el planeta. 

Al elegir un sofá fabricado meticulosamente a partir de materiales naturales, el consumidor está eligiendo la calidad, que es sinónimo de longevidad. No será sustituido en un futuro próximo. Una ambición que se observa cada vez más en Francia: consumir menos pero mejor. 

A su nivel, Kipli se compromete a seguir unas promesas precisas para ofrecer un sofá igual de cómodo y armonioso como saludable y sostenible: materiales naturales, fabricación francesa, proveedores locales, goma hecha a base de agua, madera procedente de bosques franceses gestionados de forma sostenible, etc. (Más información sobre los compromisos de Kipli).

En general, día tras día se desarrollan nuevas soluciones, en cuanto a los materiales utilizados, los procesos de fabricación o incluso el traslado de las fábricas en Francia. Poco a poco, vamos avanzando hacia un mundo más razonado, ¡para que no haya más secretos y nuestros muebles no tengan nada que ocultar!

Embellece el interior de tu hogar, de forma natural

Colchones

Muebles

Colchón bebe bio

Nuestros muebles

Protector de colchones

¿Tienes una pregunta? Te respondemos con una sonrisa :)

Icon de téléphone

Por teléfono

(+34) 919 010 175

de martes a viernes de 11:00 a 19:30

Icon de messagerie

Por chat

Chatea en directo

Con nuestro increíble servicio de atención al cliente

Icon de mail

Por correo electrónico

[email protected]

Te respondemos el mismo día