El Blog
de KIPLI

¿Qué deberías tener en cuenta al escoger la altura de tu colchón?

Aprende más del grosor del colchón en este artículo...

Compartir:

Vegetation Kipli Vegetation Kipli Vegetation Kipli
¿Qué deberías tener en cuenta al escoger la altura de tu colchón?
Vegetation Kipli

A la hora de comprar un colchón, hay que tener en cuenta su grosor. Esta elección debe hacerse teniendo en cuenta varios criterios como tu edad, tu peso y los materiales que lo componen, etc. El grosor del colchón influye en la comodidad, pero también en su durabilidad. Sin embargo, este no es el único parámetro a tener en cuenta y no siempre es una garantía de calidad.  Es importante no confundir grosor y densidad. De hecho, el grosor del colchón y la densidad se perciben de la misma forma, pero en realidad son dos parámetros diferentes. La densidad de un colchón es el nivel de la firmeza. Definida en kg/m3, una buena densidad de un colchón es aquella que proporciona un buen soporte. A continuación te explicaremos con más detalles qué altura elegir (en función de los distintos materiales).

Los diferentes grosores de los colchones

A - Colchones con una altura de 15 cm o menos

 Los colchones con un grosor de 15 cm o menos están destinados principalmente a los niños. Los niños pueden conseguir un confort óptimo con un colchón de este grosor ya que los niños no tienen las mismas necesidades, un niño puede contar con un excelente apoyo en un colchón de 15 cm o menos. Sin embargo, este tipo de colchón no debe utilizarse para adultos, ya que existe el riesgo de que el soporte sea insuficiente y, por lo tanto, que se produzcan dolores de espalda. En general, se consideran colchones de gama baja cuando se trata de colchones para adultos y pueden utilizarse con un canapé, por ejemplo.

B - Altura entre 15 y 20 cm

 Los colchones entre 15 y 20 cm, son colchones que en regla general pueden calificarse como los más comunes. Existen diferentes tipos de colchones: de espuma viscoelástica, de látex, etc. Sin embargo, hay que recordar que el grosor no siempre signo de calidad. Los colchones más gruesos pueden ser de mala calidad. Por lo general, un colchón de menos de 20 cm de altura sólo proporcionará menos comodidad y durabilidad. Los colchones de látex natural suelen ser una excepción. Los colchones de 15 cm de látex natural (con una altura total de 16 a 18 cm con la funda) pueden ser buenos. Estos aportan un buen confort, sin embargo, recomendamos colchones más gruesos para asegurar la calidad del sueño (18 a 20 cm de látex natural sin funda).

C - Entre 20 y 25 cm

 Los colchones de calidad suelen tener más de 20 cm de grosor, este proporciona un apoyo y un confort óptimo. Sin embargo, este criterio no es el único, también hay que fijarse en la composición del colchón. Un colchón grueso con un núcleo de baja calidad proporciona poco confort y una vida útil muy corta. Escoge materiales de calidad para que el núcleo sea más confortable y para que este te proporcione una buena noche de sueño. Más adelante enumeramos los espesores para cada tipo de colchón.

D - Colchones con un grosor superior a 25 cm

 Se trata principalmente de colchones de muelles ensacados. Los colchones con espumas sintéticas pueden tener 25 cm de grosor o más, pero en estos casos hay que comprobar la densidad del colchón. Un colchón con mucha altura requieren una ventilación óptima para evitar el desarrollo de bacterias y la concentración de humedad en el interior del colchón. Comprobar la calidad de tu ropa de cama también es importante. Ya que la mayoría de las sábanas ajustables tienen una altura máxima de 25 cm.

Criterios a tener en cuenta

         A - La edad

 La necesidades varían según la edad y la morfología de cada persona. Por lo tanto, estos criterios deben tenerse en cuenta a la hora de escoger el grosor adecuado de tu colchón. Los bebés necesitan un colchón firme para un soporte óptimo con una densidad bastante alta. Sin embargo, teniendo en cuenta su peso, los colchones con un grosor de entre 8 y 12 cm son ideales para ellos. A medida que los niños crecen, hay que adaptar su colchón. Los niños necesitan entonces una acogida suave pero también un apoyo firme para que pueda crecer adecuadamente. Se recomienda un grosor de colchón de entre 12 y 20 cm. Como se indica en la primera parte, estos colchones no son adecuados para adultos.

      B - Materiales

 Es cierto que tener en cuenta la altura del colchón es fundamental. Sin embargo, también hay que comprobar su composición ya que los materiales que componen el colchón también influyen en su grosor. Además, el relleno de la funda no debe ser demasiado grueso, este no debe exceder los 2 o 3 cm a cada lado. Por último, suele haber una relación entre el grosor y la durabilidad si el núcleo del colchón es de buena calidad. Un núcleo suficientemente grueso tenderá a durar más.

  • Qué grosor elegir para un colchón de látex

 En el caso de algunos materiales, como el látex natural, un colchón grueso es garantía de un gran confort. Los colchones de látex son adecuados para todas las edades y morfologías. Recomendamos un núcleo de al menos 18 cm para una comodidad óptima. En Kipli, por ejemplo, hemos elegido un núcleo de 20 cm (15 cm+5 cm) para el diseño de nuestro colchón de látex natural (22 cm de grosor total con funda). Para el modelo de colchón Kipli bebé, es de 10 cm. Los colchones de este grosor tienen una larga vida útil (15 años para los colchones de látex natural, 10 años para los de látex sintético). Los colchones de latex son siempre una buena opción, en el siguiente enlace podrás adquirir tu propio colchón de látex natural y conocer más acerca de sus características: colchón natural Kipli.

Kipli Matelas

  • ¿Qué grosor debe tener un colchón de espuma viscoelástica?

 Para los colchones con memoria de forma, es aconsejable elegir colchones con un grosor mínimo de 18 cm. Estas espumas sintéticas suelen combinarse con poliuretano (o espuma de alta resiliencia) en varias capas. Sin embargo, incluso un grosor elevado de estas espumas no garantiza una larga vida útil, ya que tienden a deteriorarse más rápido. A menudo la vida útil se limita a 7 años. Tras estos dos modelos, si la altura del colchón no es suficiente para tomar una decisión, en el siguiente enlace podrás leer un artículo que hicimos hace tiempo explicando las principales diferencias: ¿Qué colchón escoger entre los colchones de látex o de viscoelástica?

  • Los colchones de muelles ensacados

 Los colchones de muelles suelen ser bastante gruesos: suelen contar con una altura de más de 20 cm. Ofrecen una buena transpirabilidad. Para una mayor independencia de lechos, es preferible utilizar muelles ensacados. La vida útil de los muelles es bastante elevada. Pero la vida útil de estos colchones también depende de la espuma que se asocia a los muelles en la superficie del colchón. La mayoría de las veces se trata de espumas sintéticas y, por lo tanto, tienen una vida útil limitada (unos 10 años). Al contrario del látex sintético la vida útil de un colchón de muelles es de unos 12 años.

Otros criterios a tener en cuenta a la hora de comprar un colchón

A - Densidad

 Como se ha explicado anteriormente, la densidad de un colchón es importante porque es el indicador para medir su firmeza. Esta debe ser la misma para un niño que para un adulto, para una persona pequeña que para una más fuerte. Es la escala que rige el nivel de densidad del colchón, que va del más suave al más firme. Hay que tener cuidado al escoger el material de tu colchón, ya que los valores de la densidad pueden variar. Por lo que una densidad más alta no siempre asegura una mayor firmeza. Por ejemplo, una espuma de poliuretano de 30 kg/m3 puede ser más firme que un látex natural de 70 kg/m3. La espuma de poliuretano es, por definición, una espuma firme porque las células que la componen hacen que la espuma sea menos aireada. Es así como un colchón de espuma de poliuretano puede considerarse firme al contar con una densidad de sólo 50 kg/m3. Para este tipo de espuma, la densidad es una medida de la vida útil del colchón. En efecto, cuanto más denso sea un colchón de espuma de poliuretano, menos rápidamente se hundirá. Como puede ver, al hablar de densidad es importante tener en cuenta la composición del colchón. A continuación explicaremos cómo elegir la mejor densidad para un colchón de látex. Para los que prefieren un nivel de apoyo elevado, se recomienda un colchón de alta densidad. Ten en cuenta que el colchón de látex natural puede tener una densidad de hasta 90-95 kg/m3. Una densidad de 65kg/m3 aportará una firmeza suave, 75kg/m3 una firmeza intermedia, 85kg/m3 o más aportarán más firmeza. Para garantizar un buen soporte, también debes elegir la densidad de tu colchón en función de tu peso. Si duermes con tu pareja, también debes tener en cuenta su peso. Aquí tienes más información sobre cómo elegir un colchón en función del peso de tu pareja. 

B - Tamaño

 Además del grosor, hay que tener en cuenta el tamaño de la persona para elegir correctamente un colchón. El tamaño estándar para una cama individual es de 90x190 y de 135x190 o 160x200 para una cama doble. Sin embargo, te recomendamos que elijas un colchón 10 o 15 cm más grande que tu estatura para evitar que tus pies sobresalgan de la cama. En el caso de los niños, hay que evitar centrarse en su edad a la hora de elegir un colchón. De hecho, hay que tener en cuenta su tamaño y ritmo de crecimiento para no tener que cambiar de colchón con demasiada frecuencia. En cuanto a la anchura, cuanto más ancho sea el colchón, más cómodos os sentiréis, sobre todo si dormís juntos. Sin embargo, hay que tener en cuenta el tamaño del dormitorio para que la cama no parezca desproporcionada.

C - Somier

 Cuando compres tu cama, no olvides elegir meticulosamente tu somier. Influye en la firmeza de su colchón hasta un 40%. Elige listones blandos para una sensación de suavidad y listones rígidos para un apoyo más firme. Es importante elegir un somier adecuado para dormir bien.

D - Posición para dormir

 Dormir boca abajo es la posición menos recomendada. En esta posición, la columna vertebral y el cuello no están alineados y están mal apoyados. Si duermes en esta posición, debes evitar dormir en colchones demasiado blandos. Cuando se duerme de lado, ciertas partes del cuerpo, como los hombros, las caderas y el cuello, requieren un apoyo diferente. Por lo tanto, es aconsejable recurrir a colchones con zonas de apoyo para un mayor confort y a colchones un poco más blandos. Al dormir de espalda el peso se distribuye bien, en esta posición la espalda es la parte que necesita más atención. La mayoría de los colchones soportan adecuadamente esta zona y la elección no debería ser difícil. El consejo que podemos darte es que elijas un colchón que no sea ni demasiado firme ni demasiado blando.

Después de leer este artículo, el grosor del colchón ya no es un misterio. Esperamos que esta información te ayude a elegir el mejor colchón para ti.Si tiene alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros por chat, por correo electrónico escribiéndonos a [email protected] o por teléfono llamando al +34 919 010 175 Naturalmente,  el equipo Kipli. 

Embellece el interior de tu hogar, de forma natural

Colchones

Colchón bebe bio

Protector de colchones

¿Tienes una pregunta? Te respondemos con una sonrisa :)

Icon de téléphone

Por teléfono

(+34) 919 010 175

de lunes a viernes de 9:30 a 18:30

Icon de messagerie

Por chat

Chatea en directo

Con nuestro increíble servicio de atención al cliente

Icon de mail

Por correo electrónico

[email protected]

Te respondemos el mismo día