El Blog
de KIPLI

Los tipos de madera para muebles

Compartir:

vegetation vegetation vegetation
vegetation
vegetation vegetation

La madera es un material omnipresente en nuestros interiores, tanto en la construcción como en el mobiliario. Se utiliza en todo tipo de muebles, en las mesas, sillas, hasta las camas y los vestidores... Es alabada por sus múltiples cualidades, pero también porque puede transformarse de múltiples  maneras. 

La diversidad de árboles del planeta nos permite tener una gran variedad de tipos de madera para ofrecer. Cuando se procesa de forma artesanal y lo más cruda posible, se convierte en una pieza de alta calidad con un aspecto rústico.

La madera es una materia prima noble con la que todo el mundo está familiarizado, al menos en apariencia, pero su producción guarda muchas sorpresas. En este artículo presentamos los tipos de madera y su calidad, así como su procesamiento.

I- Una gran variedad de maderas con características únicas

A. Las maderas duras

Las maderas duras son mayoritarias en el territorio, ya que representan ⅔ de los bosques franceses. Un recurso abundante que se utiliza en la construcción de armazones o muebles porque son especies con cualidades reconocidas en el ámbito de la construcción.
Entre las maderas más utilizadas en esta categoría se encuentra el roble, que es el árbol con mayor difusión y el más conocido en Francia, e incluso en el extranjero (ver artículo el "Mercado de la madera"). Es una madera clara, dura, pesada y extremadamente robusta. Se utiliza para la construcción de estructuras interiores o exteriores y para la carpintería.

¿Lo sabías?
Para reconstruir el armazón de la catedral de Notre-Dame de París tras el incendio de 2019, se seleccionaron cuidadosamente 1.000 robles de toda Francia. Originalmente, el marco fue construido en el siglo XIII. Una prueba de la robustez y longevidad de esta madera.

El haya es la segunda especie de madera más común en Francia. Tiene una estructura homogénea y se utiliza principalmente en la carpintería de muebles. Al contrario que el roble, es una madera muy popular para interiores debido a su grano fino.  
Otra madera dura muy utilizada es el álamo. Es una madera ligera, blanda, pero muy resistente. Se utiliza principalmente en la fabricación de madera contrachapada (véase el siguiente punto).

Dentro de esta categoría de las maderas duras, podemos encontrar igualmente,  el castaño, el fresno, el cerezo y el nogal, solo por nombrar algunas.

B. Las maderas blandas o coníferas

Las maderas blandas representan un tercio de los bosques franceses. Ampliamente utilizadas en la construcción, el contrachapado y los paneles de fibra, las maderas blandas son más económicas y fáciles de trabajar. Además, crecen rápidamente, pero son menos densas que las maderas duras, siendo esta su principal diferencia. 
Como ya se ha dicho, las coníferas son las más conocidas, como la pícea, que se encuentra en las regiones montañosas y que es utilizada como árbol de Navidad. Es una madera blanda, homogénea, muy ligera y su precio es bastante bajo.

También está el pino silvestre, muy utilizado, abundante y fácil de trabajar. Es duro y compacto, y su color va del amarillo claro al marrón rojizo.
Por último, entre las restantes maderas blandas, se encuentra el pino, que tiene cualidades similares a los árboles que ya hemos mencionado con anterioridad, puesto que es una madera blanda, barata, abundante y muy utilizada en la construcción, así como en la carpintería. Otras coníferas conocidas son el Douglas, el alerce y el pino marítimo.

Existe una gran variedad de árboles que, a veces, pueden confundirse entre sí, ya que algunos son muy parecidos. Sin embargo, algunas especies se ven favorecidas sobre otras en determinadas zonas. Para tener una lectura más clara y general, existe un sistema de clasificación que se divide en 4 categorías. Cada categoría incluye tipos de madera según su densidad, desde la más ligera hasta la más dura: 

Clase 1 o A: se habla de maderas ligeras como el álamo, el pino , el abeto
Clase 2 o B: se aplica a la madera fina para muebles como nogal, abedul o teca 
Clase 3 o C: son maderas muy sólidas, se encuentran el roble, la haya, el fresno o la acacia
Clase 4 o D: comprende las maderas más duraderas como la acacia oscura, el cedro, o el wengué

Calidad de la madera

Hablamos de la densidad para clasificar los tipos de madera, pero ¿sabías que la velocidad de crecimiento es importante? Cuanto más lento crece el árbol, más fuerte es. Normalmente, este es el caso de las maderas duras. Las maderas blandas, en cambio, se presentan como menos resistentes porque crecen más rápido. 
Pero hay otros criterios a tener en cuenta en la calidad de la madera, como las condiciones de cultivo o la época de tala. Incluso el ciclo lunar desempeña un papel, ya que influye en la circulación del agua en los bosques.(1)

También es posible clasificar los tipos de madera por colores, pero no existe una clasificación "oficial" para ello.

Una vez cortada, la madera se procesa para muchos usos diferentes en función de sus propiedades y necesidades. Aunque la madera se considera como un material sano, puede contener elementos tóxicos una vez que se termina de transformar. Todo depende de cómo se valorizara.

II- Transformación de la madera: calidad desigual

La madera se puede procesar de muchas maneras diferentes, con distintas calidades y acabados. Dependiendo del tipo de tablero utilizado, el precio y la durabilidad pueden variar. Ahora, nos centraremos en los tipos  destinados a la fabricación de muebles. 

A.Madera contrachapada

El contrachapado está hecho de láminas de madera pegadas entre sí. El grosor del panel varía según el número de capas y el grosor de las láminas utilizadas.
La especie más utilizada en este proceso es el álamo. La forma en que se diseña el contrachapado garantiza que sea homogéneo, resistente al agua y al fuego, así como ligero y versátil.

A diferencia de la madera en bruto, el contrachapado no reacciona a la humedad ni a los cambios de temperatura.
Es bastante ecológico, ya que las especies de madera utilizadas para su fabricación proceden principalmente de bosques gestionados de forma sostenible (álamo, pino, haya, etc.). Además, la creación del contrachapado consume poca energía. 

Sin embargo, no hay que olvidar que se utiliza pegamento para unir las láminas de madera. Esto no es insignificante en términos de emisiones de COV. Afortunadamente, existen pegamentos  naturales a base de agua.

Un poco de historia...
El método de los paneles de madera contrachapada habría sido utilizado ya en el antiguo Egipto, así como en la antigua Roma, donde se utilizaba para fabricar escudos. Durante la Segunda Guerra Mundial, al ser el contrachapado un material ligero y estable, se utilizó en el campo de la aeronáutica. (2)

B - Laminado - encolado

La madera laminada encolada (MLE) se compone de listones de madera maciza pegados en el sentido de las fibras, es decir, a lo ancho o a lo largo, y cuyo grosor varía de 33 a 45 mm. Esto permite tener piezas muy largas de varios metros si es necesario
La madera laminada encolada es una buena alternativa a la madera maciza, de la cual hablaremos más adelante (también se considera en carpintería como una "madera maciza"). También es muy popular en el sector del mueble por su gran resistencia a la deformación, que es incluso superior a la de la madera maciza.
Las maderas más utilizadas para la producción de este material son el abeto, el roble, el haya y el pino silvestre.

Desde el punto de vista estético, los listones interconectados son visibles. Esta apariencia única debe ser apreciada. Por otro lado, es importante asegurarse de que la madera laminada encolada sea trabajada por profesionales que utilicen productos adecuados y no tóxicos. Las tablas mal encoladas pueden provocar problemas de hongos e insectos.

1.Tableros  de aglomerado

Se trata de una mezcla de astillas de madera, aserrín y otros residuos vegetales reciclados, que se prensan a muy altas temperaturas y luego se pegan. Para ello se utiliza resina sintética o natural. Su grosor varía de 3 a 50 mm. Alrededor del 80% de los muebles de los armarios son de aglomerado. Se encuentra absolutamente en todas partes.

Es muy barato, blando y, por tanto, fácil de perforar. Pero debe trabajarse con cuidado para evitar que se parta. 
No es muy resistente y no soporta bien las cargas pesadas. También es necesario informarse sobre el aglutinante utilizado, que puede ser perjudicial para la salud, como el formaldehído. (Véase el artículo sobre la contaminación en interiores)

Poco estético, se reserva principalmente para los elementos menos visibles del mobiliario. 

2.MDF (tablero de fibra de densidad media)

El MDF es un tablero de partículas fabricado con fibras de madera dura o blanda.

Es muy suave y homogéneo, ya que no tiene la rugosidad de la madera en bruto. Es un material muy resistente porque no es probable que se rompa al cortarlo, y reacciona muy poco a la humedad y los cambios de temperatura. 
Apreciado por su bajo precio, se puede trabajar fácilmente, es decir, pintar, barnizar, serrar, lijar...
Sin embargo, al igual que el aglomerado, el MDF debe perforarse con cuidado para evitar que se parta. 

Una de sus desventajas es que se raya con bastante facilidad. Sin embargo, se utiliza principalmente para los estantes de los armarios y las cómodas. Por último, el MDF también contiene formaldehído, lo que supone un problema para el aire interior, lo que supone un problema para los aficionados al bricolaje que están expuestos al polvo tóxico. De ahí la necesidad de usar una máscara cuando se trabaja con este panel.

3.Melamina

La melamina es un acabado que se realiza sobre paneles de aglomerado o MDF. Se trata de una película decorativa impregnada de resina termoadhesiva (formaldehído de melamina). El panel está recubierto de melamina y se utiliza para muebles. Gracias a su revestimiento, es más fácil de limpiar que otros paneles. Ofrece muchas posibilidades en cuanto a la personalización de los muebles. 

Pero en este caso, también está presente el formaldehído, convirtiéndolo en una fuente de contaminación interior. Práctico y económico, lamentablemente no es saludable utilizar este tipo de paneles.

C. Madera maciza

Los muebles de madera maciza son el resultado de trabajar la madera en bruto, conservando sus cualidades naturales. Es el panel de madera menos procesado. Es auténtico y atemporal. Su resistencia al paso del tiempo lo convierte en un elemento noble de gran valor. Esto se refleja en su precio, que es bastante elevado. 

Su singularidad y durabilidad la convierten en una pieza de lujo que puede revenderse de segunda mano o pasar de generación en generación.

Es un material vivo que evoluciona a lo largo de las estaciones, por lo que su aspecto puede cambiar al cabo de unos años. La forma en que esto ocurre depende del tipo de madera utilizada, la humedad ambiental, la cantidad de luz a la que está expuesta y las variaciones de temperatura

Al igual que existe una clasificación de los tipos de madera según su densidad, también existe una clasificación, referente a la resistencia de la madera a la humedad: 

  • Clase 1: Madera seca para uso interior. Contenido de humedad inferior al 20%.
  • Clase 2: Madera seca sometida ocasionalmente a un nivel de humedad superior al 20%.
  • Clase 3: Madera frecuentemente sometida a un nivel de humedad superior al 20%.
  • Clase 4: Madera que soporta el contacto permanente con un nivel de  humedad superior al 20%.
  • Clase 5: Madera muy duradera que puede entrar en contacto con el agua del mar.

Ahora que ya conoces un poco más sobre los tipos de paneles de madera utilizados en la industria del mueble, puedes mirar los muebles de tu casa y adivinar de qué madera están hechos y cómo fueron diseñados. Pero, ¿cómo orientarse con todos estos parámetros y equiparse de manera adecuada para aprovechar al máximo las cualidades de la madera? 

III - Criterios para elegir un mueble

Ya tienes mucha información sobre los tipos  de madera y cómo se pueden trabajar (aunque no hemos sido exhaustivos).
Nuestro objetivo es crear conciencia sobre el hecho de que cada compra tiene un impacto: ya sea sobre la salud, el medio ambiente, la ética o las tres cosas a la vez. Te aconsejamos que te centres en productos sostenibles y saludables. Para ello, hay que tener en cuenta varios criterios:

A.Solidez

Todas las maderas tienen cualidades interesantes, pero no siempre son bien valoradas. Una simple regla general: cuanto menos procesado, tratado o pintado esté el material, más noble será. A menudo son los materiales de mala calidad los que hay que trabajar varias veces y complementar con productos, a menudo perjudiciales. 

Por este motivo, y si puedes permitirtelo, es preferible la madera maciza. Su durabilidad ya no se cuestiona, pues todos tenemos un ejemplo de un mueble familiar bastante viejo que se mantiene en excelente estado. 

Si no puedes permitirte comprar uno nuevo, es posible encontrarlo de segunda mano, siempre que estés seguro de tu compra. 
Entre los otros tipos de madera disponibles, es recomendable la madera laminada encolada porque es de buena calidad y más económica. La madera contrachapada también es una buena alternativa a la madera laminada. A condición de que estas maderas hayan sido trabajadas por profesionales con productos los más naturales posibles. 

B.Productos de acabado

Casi todos los productos se mejoran, transforman o protegen con acabados a base de pintura, barniz, cola o cera. Esto es normal porque son esenciales para la durabilidad de los productos. 

Desafortunadamente, muy a menudo estos elementos son fuentes de COV y por lo tanto, también de contaminación. Te aconsejamos que, al igual que como lo harías con una lista de ingredientes, te informes sobre el tipo de productos utilizados. Algunos son más tóxicos que otros, y otros son inofensivos (productos naturales a base de agua, por ejemplo).
Pregúntale a los fabricantes cómo se fabrican sus muebles. Cuanto más transparente sea el proceso de fabricación y las sustancias utilizadas, más tranquilizador será. 

C.Origen 

Otra regla a tener en cuenta es el origen del producto. Para ello, hay que encontrar el país de fabricación y favorecer los circuitos cortos. Cómo habrás visto, a Francia no le faltan bosques, incluso su madera es muy apreciada en China y Estados Unidos, donde la compran en grandes cantidades (véase el artículo: el mercado del mueble). El conocimiento y la elaboración de la madera es una habilidad reconocida
Si tienes la oportunidad, opta por empresas que trabajen con artesanos locales o con los artesanos directamente.
De este modo, te aseguras de obtener muebles hechos con pasión y de excelente calidad.

D.Estética

Por último, pero no menos importante, la estética. Es natural que los muebles que elijas sean agradables y armoniosos con los interiores de tu hogar. Si te gusta la madera, entonces te gusta su aspecto rústico y cálido. Las piezas con un diseño sobrio son una apuesta segura, y para no cansarse de ellas demasiado rápido, pueden ser embellecidas con elementos externos sin alterar su calidad.

Las maderas claras son muy populares porque están en línea con la tendencia nórdica. En general, son más fáciles de combinar porque los suelos suelen ser también de color claro. Pero esto no es una regla de oro, la mezcla de tonos puede dar un resultado muy bonito.

Esperamos que con este artículo tengas la oportunidad de aprender más sobre el trabajo de la madera y su increíble variedad. En KIPLI, la madera es un material muy popular porque cumple todos los criterios que son importantes para nosotros: saludable, sostenible, renovable y atemporal. Por esto, algunos de nuestros muebles se fabrican únicamente con este material natural.
En la era de los productos desechables, defendemos el carácter perenne de los productos trabajando con materiales de forma tradicional y local.

Fuentes citadas
→ (1) Libro : La vida sólida: la carpintería como ética del hacer

Embellece el interior de tu hogar, de forma natural

Colchones

Muebles

Colchón bebe bio

Nuestros muebles

Protector de colchones

¿Tienes una pregunta? Te respondemos con una sonrisa :)

Icon de téléphone

Por teléfono

(+34) 919 010 175

de martes a viernes de 11:00 a 19:30

Icon de messagerie

Por chat

Chatea en directo

Con nuestro increíble servicio de atención al cliente

Icon de mail

Por correo electrónico

[email protected]

Te respondemos el mismo día